Huellas de otros tiempos

Se dolía Andrés, el protagonista de La lluvia amarilla de Llamazares, del desaparecer de los recuerdos de los hombres de la montaña cuando la España rural comenzó a vaciarse y, especialmente de Ainielle, su pueblo, del que él era el último morador. Temía que a su muerte nadie recordara la vida en un lugar como aquel. En definitiva; que no hubiera nadie que viviera por sus ojos…