Escala de grises

Cuando uno de mis amigos del colegio y su novia se mudaron por fin a su nuevo piso en la Torre Bolueta hará casi dos años, le regalé esta fotografía del edificio. Él es ingeniero de puertos, canales y caminos así que el hecho de tener una fotografía de su casa aún en construcción (aunque no se aprecia en las imágenes aún estaban con los últimos remates) me pareció un regalo que le agradaría dada su pasión por detenerse en todas las obras desde tiempos inmemoriales.

He de decir que el color del bloque no me hacía mucha gracia hasta que me acerqué una tarde hasta el terreno y comprobé en directo las posibilidades que tenía de sacarle alguna foto decente al conocido como Passivhaus bilbaino (viviendas de gran aislamiento térmico). El edificio cuenta con 28 plantas que albergan 171 viviendas de protección oficial. La torre mide 88 metros lo que le convierte en el edificio más alto del mundo con estas características.

El resultado de aquella tarde de disparos es éste: una serie en color aunque no lo parezca, con ajustes en modo manual llevados al extremo. Esa era la intención. Creo que quedó un tono tan bonito porque el día estaba nublado y lo mejor de todo es que a ellos les encantó. Así que yo me quedé muy feliz con el resultado. Espero que os guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *